close x

CMFRN adhiere al repudio por ataques a funcionarios judiciales de Rosario

El Colegio de Magistrados y Funcionarios de Río Negro adhiere a las expresiones públicas de repudio a los atentados recientemente sufridos por magistrados de la provincia de Santa Fe, vinculados con el ejercicio de sus funciones.

Los ataques a los domicilios de la familia de la jueza integrante de un Tribunal que condenó recientemente a una organización acusada de delitos asociados a la narco, tienden a condicionar y amedrentar el sistema democrático y las instituciones del Estado de Derecho, intentando vulnerar la independencia y libertad del Poder Judicial.

Por último el Colegio de Río Negro, se une a sus instituciones pares en el pedido de a las autoridades públicas competentes para que se aboquen a la investigación de estos hechos, determinando las responsabilidades y extremando los recaudos para que los mismos no vuelvan a producirse.

Ya se han pronunciado públicamente la Federación Argentina de Magistrados (FAM), la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el Colegio de Magistrados de La Pampa, y el Colegio de Santa Fé, entre otras instituciones.

Cabe recordar que después que en abril pasado se dictaran las condenas en el juicio a la banda narco “Los Monos”, de Rosario, donde el jefe de la asociación ilícita “Monchi” Cantero fue condenado a 37 años de prisión, no solo no cesó la violencia en esa ciudad sino que además, los ataques mafiosos son cada vez más recurrentes. En la madrugada del lunes 13 se produjo un nuevo ataque en el centro rosarino, donde hubo al menos 20 disparos cerca de la 1:30 de la madrugada contra el frente de un edificio de San Luis al 1451. Los proyectiles dieron en el hall de entrada, en el ascensor y en un departamento del primer piso. Además, los atacantes dejaron un cartel que decía “dejen de meter presos a los pibes”, el mismo mensaje que el viernes 10 dejaron a metros de un edificio de Buenos Aires al 1700, que también fue baleado, donde reside el padre de la jueza Marisol Usandizaga.

Si bien los vecinos se apresuraron en aclarar que en el edificio no vive nadie vinculado al poder Judicial, se confirmó que en ese domicilio vivió hace muchos años la camarista Gabriela Sansó, quien preside el tribunal de apelación del juicio a Los Monos que entre este martes y el miércoles 29 revisarán el fallo contra la banda.

La serie de atentados comenzó el pasado 29 de mayo y ya hay más de una decena de viviendas baleadas y mensajes intimidatorios al personal de la Justicia involucrado en la causa.

Comunicación Inicio0 comments